CÓMO DECORAR UNA HABITACIÓN PEQUEÑA: 8 TIPS PARA ORGANIZAR MUCHAS COSAS EN POCO ESPACIO

¡No tengo espacio! Si tienes una habitación pequeña y estás al borde de tirar la casa por la ventana (sí, literalmente), debes saber que existen opciones muy sencillas que pueden solucionar tus problemas de espacio.

La organización y la practicidad de los muebles de tu casa pueden salvar el tamaño de tus habitaciones y salvarte a ti de un ataque de estrés. ¿Quieres saber más? Te contamos nuestros pequeños trucos para ahorrar espacio en habitaciones pequeñas.

Juega con la colocación de los muebles

Muchas veces la mejor forma de ganar centímetros en una habitación pequeña es cambiar la colocación de los muebles. ¿Te has planteado mover la cama, poner el escritorio en otra posición, cambiar la alfombra de sitio? Parece obvio, pero muchas veces se nos olvida pensar en esta sencilla actividad. Además, puede ser interesante realizar este ejercicio para valorar si facilita el tránsito de personas, si nos proporciona mayor comodidad o si, simplemente, nos agrada más la nueva disposición.

La cama puede ser tu mejor aliado

Y no estamos hablando solamente de descanso… Una cama ocupa la mayor parte del espacio en una habitación, por lo que es necesario optimizar su practicidad. Desde camas con canapé donde se pueden guardar muchos objetos, hasta camas abatibles,  sofás cama, camas desmontables… el rango de alternativas puede ser infinito.

Otra idea que puede ofrecernos un valioso lugar para colocar nuestros enseres personales es otorgarle un uso a nuestro cabecero como por ejemplo convirtiéndolo en una estantería. En este aspecto, también se puede optar por eliminar directamente este accesorio o sustituirlo por papel pintado o vinilos que aportan ese toque de diferenciación sin necesidad de ocupar ningún metro de tu casa.

La importancia del armario en una habitación pequeña

En el mercado se encuentran muchos tipos de armarios para diferentes necesidades. Aunque lo común es buscar un ‘cuánto más grande mejor’ en nuestro caso nos guiaremos por las ventajas que puede ofrecernos para una habitación pequeña. La solución más sencilla pueden ser las puertas correderas, no interrumpen cuando se abren ni entorpecen el paso, a la vez que son igual de  funcionales. Otra de las opciones más recomendables es el armario empotrado, aunque depende de la existencia de un hueco en la pared, lo que nos vincula necesariamente a hacer reformas si no disponemos del mismo.

La solución a este problema pueden ser los armarios modulares o los esquinados, que nos permiten jugar con la estructura y disposición de la habitación.


 

Otros posts relacionados:

⭐ Tendencias en decoración: Primavera 2019

⭐ Las claves de decoración para hacer tu casa acogedora

 


Trabaja en vertical, no en horizontal

¿Por qué no aprendemos de Hong Kong? La ciudad de Hong Kong crece en vertical para asegurar la existencia de zonas verdes y espacios amplios donde desarrollar otro tipo de actividades. Este ejemplo de ahorro de espacio podemos trasladarlo a nuestras casas. ¿Por qué no colocamos los muebles en las paredes? Muchas veces nos empeñamos en tenerlo todo anclado al suelo, dificultando la circulación y aumentando la densidad de objetos. La solución a este dilema reside, por ejemplo, en el uso de estanterías con cajoneras hasta prácticamente el techo que permitan albergar aquellos objetos de nuestro día a día ordenándolos por frecuencia de uso (esto es, los que más se emplean se colocarían al alcance de la mano, mientras que aquellos cuyo uso sea más residual se situarían en la parte más alta).

 

Menos es más

¡No podría definirse mejor! Menos carga de elementos decorativos es igual a más espacio para disfrutar del dormitorio. Recargar excesivamente los ambientes puede hacer que a nivel psicológico nos agobie no tener espacios libres. Para no caer en el horror vacui trata de buscar elementos minimalistas, que den personalidad a la estancia pero sin restarle espacio.

 

Los colores crean efectos ópticos

Una habitación pequeña debería ser en colores claros si lo que se quiere es crear espacios en los que entre la luz y se vean más diáfanos. El blanco, el beige, los colores pastel pueden ayudar mucho en estos casos. Sin embargo, si tu pared ya está pintada de un tono más oscuro y no quieres cambiarlo, existe la opción de aplicar papel pintado en un color claro en la pared contraria al foco de luz principal, para que de esta forma dé la impresión de ser un cuarto el doble de grande. Otra solución es el uso de accesorios que aporten luz, como unas cortinas o ropa de cama en blanco, alfombras claras, etc.

 

Un espejo

O varios… Nunca sobran los espejos si se les sabe sacar partido. Sin marcos ganarás en sencillez y dotarás a la habitación de más amplitud y también de más personalidad. Colocándolos en una pared crearás la sensación de que hay espacio más allá, y el efecto óptico de encontrarte en un lugar mucho más espacioso de lo que en realidad es.

Si vas a renovar tu habitación

Aquí hacemos un poco de trampa (digamos que un 4-en-1), vamos a resumir en un solo tip la estrategia que debes seguir a la hora de renovar tu dormitorio:

  • Planificar primero sobre el papel: es el paso más importante. Antes de nada, deberías tomar medidas de la estancia que quieres redecorar, determinar las necesidades, el estilo y el tiempo o desempeño del que dispones. El resto fluirá solo si esta fase está bien definida.

 

  • Determinar el presupuesto: es la clave de toda acción. En función del presupuesto se escogen unas opciones u otras, y en este caso puede ser un factor decisivo. Por ejemplo, suele salir más barato comprar muebles de doble uso que otros más tradicionales, porque en un solo mueble estás disfrutando de las ventajas de dos.

 

  • Plantear la opción de una cama abatible: parece un invento de lo más incómodo, pero como hemos mencionado la cama es el elemento que más espacio ocupa en los dormitorios, por lo que escondiéndola podemos ganar muchos metros. Además, suelen estar integradas en estructuras de muebles muy funcionales con una capacidad de almacenaje más que satisfactoria. En nuestro catálogo tenemos disponibles un gran número de opciones para todos los gustos y medidas.

 

  • Aprovechar los huecos: por último, aprovecha hasta el último rincón de la habitación, ya sea para colocar elementos que te permitan mejorar la organización, elementos más funcionales o simplemente para crear ambientes más acogedores.

 

Como has podido comprobar resulta tremendamente sencillo cambiar la decoración de tu habitación pequeña para hacerla mucho más grande. Si te ha gustado este post no dudes en volver a consultarlo y a revisar nuestro blog.

¿Te gustó este post? ¡Valóralo y compártelo!

Síguenos en nuestras redes sociales: Instagram y Facebook, y sé el primero en conocer nuestros artículos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *